Hoy conocemos a: Maria Dolors Fontanella

Hoy conocemos a… Maria Dolors Fontanella

María Dolors

– ¿Qué es una familia de acogida urgencia?
– Estos tipos de acogimiento son para niños que están en situación de emergencia, tal como lo dice la palabra, y para los que hay que buscar un recurso que atienda sus necesidades mientras la Administración, a través de entidades como Intress, busca una solución: ya sea retornar con la familia, con alguien del entorno, algún conocido o una familia de fuera que busca la misma asociación. En este proceso, en lugar de estar en un centro, este niño/a está con una familia de acogida de urgencia; que puede ser por unos meses o por un año pero mientras no se encuentre solución, el niño no se va de la casa de acogida.

La modalidad del acogimiento de es para niños recién nacidos y entre 3 o 4 años que, mientras la Generalitat busca una solución para estos niños, los han de retirar del grupo familiar porque es preciso entonces, en lugar de llevarlos a un centro, los llevan a una familia.

– ¿Cómo decidiste convertirte en familia de acogida?
– Lo decidí porque tenía una escuela que la había vendido hacía cuatro años y hablando con una amiga mía que adoptó a una niña, pensé que soy una persona que me entrego mucho y pensé que quizá una adopción no, pero que como había sido maestra y había visto a niños crecer y marchar podía optar por un acogimiento.Por mi edad, que no es que sea vieja pero ya no tengo 30 años, pensé que este era el tipo de modelo que más se adecuaba a mí. Puedo ser como una madrina, una medio abuela. Yo no tengo pareja, estoy sola, pero tengo una red familiar y de amistad muy grande. Todos me dieron su apoyo para tirar adelante con el acogimiento.

– ¿Cómo fue tu contacto con Intress?
– Mi contacto con Intress fue fortuito. Quiero decir que no llegué a Intress sola sino a través de la Generalitat de Catalunya y agradezco que me derivaran aquí porque es una entidad con la que estoy muy contenta. También sé que puedes contactar directamente con la asociación.

– ¿Cómo valoras el soporte que te dan aquí?
– Es un trabajo importante y en el caso de los procesos de acogida de urgencia, que suelen ser de bebés, hay más emociones de por medio, pero el trabajo que hacen es muy positivo. Mis contactos de acogimientos en Intress son Paola y Mónica, que ahora me conocen y se ponen en contacto conmigo cuando tienen la necesidad de encontrar una familia de urgencia y diagnóstico.

Yo no he tenido nunca ningún problema y, si lo he tenido lo he dicho y siempre con la sinceridad nos hemos puesto de acuerdo y la verdad es que estoy contentísima.

– ¿Qué necesidades concretas puedes tener en tus acogidas?
– A veces te asustas más porque sabes que ese niño no es tuyo pero está bajo tu cuidado. Por ejemplo, uno de los niños se cayó de la bicicleta y se hizo daño en la boca. Yo lo llevé en seguida al médico, le hicieron el seguimiento y creía que debía dejar constancia clara de lo que había pasado. Hicimos fotos y expliqué toda la información a las profesionales. Ellas siempre me han dicho que no sufra, porque eso le puede pasar a a cualquiera.

– ¿Qué crees que sería necesario para que estos modelos de acogida fueran más conocidos?
– Difusión. La gente me ve cada vez con niños diferentes y me dice: “¡Cuántos nietos tienes!”. A algunas personas se lo explico porque veo que les interesa de verdad, y a otras no porque sólo quieren cotilleo y si me preguntan si es mi nieto, para no andar con más historias les digo que sí. Pero la difusión es importantísima: que la gente sepa que hay muchos niños que necesitan ayuda, que están desamparados, que necesitarían a alguien que les quisiera, que les acariciara, que les abrazara, les alimentara. Yo siempre me he encontrado con la misma reflexión: “Uy, yo no podría hacerlo, me dolería mucho que me lo quitaran”. Cada uno sabe hasta dónde pueden llegar sus sentimientos. Yo en las acogidas pienso más en el niño que en mí.

– ¿Hay suficientes recursos para los acogimientos familiares?
– Pienso que podría hacerse más, evidentemente. Creo que con la crisis se ha dejado de lado la prevención. No debes esperar a que el niño esté herido para curarlo. Por ejemplo, el último niño que tuve lo cogieron justo a tiempo y este niño se ha ido contento y ahora está estupendamente. Pero hay que llegar a tiempo y hacer el seguimiento. Por otra parte, se ha avanzado mucho en esta materia y sé que la Administración y entidades como Intress están potenciando el acogimiento familiar.

Creo que la gente siempre piensa en el sentimiento de “cuando se vaya, cuando me lo quiten…”, y no. A mí nunca me han quitado nada, al contrario: me lo han dado.

– ¿Luego mantienes relación con ese niño/a o su familia futura?
– A mí me reconforta pensar que tengo a este niño en casa, que recibirá todas las atenciones y que luego se irá con una familia que continuará con estas atenciones. Me sienta mal cuando se va, pero siempre pienso que hay otro al que puedo ayudar y que puede tener mis cuidados. Decir que la gente es egoísta es muy fuerte, pero creo que la gente siempre piensa en el sentimiento de “cuando se vaya, cuando me lo quiten…”, y no. A mí nunca me han quitado nada, al contrario: me lo han dado. Y sí, sigo viendo a los niños que he tenido, pasamos fines de semana juntos, vienen a casa, voy a su casa, les hago jerséis… La comunicación que tengo con estas familias es muy buena. Es más: las familias no quieren perder el contacto conmigo, porque dicen que he sido muy importante en un momento de la vida del niño. Y esto es algo que me queda muy adentro y me emociona mucho.

– ¿El acogimiento familiar es un proceso positivo para todas las partes: el niño/a acogido, la familia acogedora y la familia futura?
– Claro que sí. Con los últimos niños, sé que dicen: “Dolors lo ha hecho muy bien”. Un día un niño ya pasó a llamarme “yaya” y me hizo mucha ilusión, porque vi que me ponía dentro de su familia. Así como una niña me llama “mamá”, el niño me llama “yaya”. Sabe que no soy su madre, porque era algo mayor cuando vino a mi casa y estuvo muy poco tiempo. La madre me preguntó si me molestaba y le dije que al contrario, que me gustaba que me incluyera dentro de la familia, que forme parte de su vida. Cuando son mayores, ya que han perdido a su familia biológica, esto les reconforta, saben que hay gente que les quiere.

– ¿Cuál fue el proceso? ¿Qué requisitos tuviste que cumplir?
– Hicimos cuatro entrevistas y una visita domiciliaria. Te hacen muchas preguntas, te preguntan cosas personales, de la familia… Las profesionales de acogimientos son las personas más indicadas para ver si la persona es adecuada o no para esta actividad. Yo fui sincera al máximo y ellas me hicieron todo tipo de preguntas. Empecé en abril y en junio me dieron la buena noticia de que estaba capacitada. Incluso me iba de viaje y me dijeron que debía tener todo previsto. la camita, la sillita y la sillita del coche. Antes del viaje ya tenía la camita, la trona… Después me he encontrado con que la gente es muy solidaria en este aspecto, porque me han dado la camita, la cuna, ropa de niño y de niña, de meses, de un año… Yo hice un llamamiento a toda la escuela y la gente dio de todo. Tuve que comprar el cambiador y el armario, y nada más. La gente es muy sensible: voy al ambulatorio y ya me conocen. Me dicen: “¡Ya tienes otro!”. Enseguida me dejan pasar, las enfermeras están locas con los niños. Tuve que matricular al niño en la escuela y era el mes de abril, ese mes ya no matriculaban. Pero en el Ayuntamiento de Sant Cugat dije que ese niño debía ir a la escuela y pudo entrar en la escuela que quería.

– ¿Eres madre biológica?
– No.

– ¿Y percibes esta experiencia como una acogida y no una maternidad?
– Cuando lo tengo en casa, es como si fuera mi hijo, y más cuando es un bebé. Por ejemplo, en la escuela nunca había tenido niños recién nacidos, venían a partir de los cuatro años. Cuando vas a buscar a ese niño de cinco días, es algo… Te sale el instinto maternal, quieras o no. Y cuando son mayores, se me cruza la vena de madre con la vena educadora, de maestra. A veces pienso: “Dolors, estás haciendo de maestra, no de madre”. En estos momentos, es mi hijo, es mi nieto, es mi sobrino, llámalo como quieras. En estos momentos lo siento mío: soy yo quien tiene la responsabilidad de este niño en todos los aspectos y responde a todas sus necesidades.

En Intress gestionamos servicios de acogida en Cataluña.
Si te interesa ser familia de acogida contacta con nosotros en:

Gran Via de les Corts Catalanes 584, 3r 1a. 08011 Barcelona
93 390 87 08
acollimentsbcn@intress.org

La voz del Profesional

TÉRHoy conocemos a… JOSE MANUEL CAÑAMARES

Intress_30_Madrid_28

– ¿Cómo andamos en este país de salud mental?

En cuanto a incidencia estamos en niveles similares a otros países de nuestro entorno, con un repunte de los trastornos de ansiedad y depresiones, vinculado a la crisis económica. El problema está en la respuesta a estos problemas. La transferencia de las competencias sanitarias y sociales a las comunidades autónomas ha permitido respuestas mucho más cercanas y rápidas a los problemas, pero también ha generado muchas desigualdades y asimetrías en la generación de recursos de tratamiento y apoyo social a estas personas. La crisis ha conllevado además un deterioro en la atención y un retroceso en los recursos disponibles. Y la nueva estrategia nacional no está todavía publicada, se ha avanzado que ya se incluirá en ella la prevención del suicidio y otros aspectos necesarios pero es otro de los puntos débiles.

– Hablando de personas diagnosticadas con trastorno mental grave, ¿sigue siendo una población estigmatizada?

Por supuesto, solo hace falta mirar la reforma del código penal que estuvo a punto de aprobarse y en la que Intress se posicionó absolutamente en contra. Este intento de criminalización de la enfermedad mental es reflejo del prejuicio social que envuelve a este trastorno. Sigue evidenciándose esa creencia social en la peligrosidad de estas personas, en su impredecibilidad y en su inhabilidad para tener una vida autónoma y digna.

– ¿Qué dificultades se encuentran las personas con trastorno mental grave, además de tener que lidiar con su enfermedad?

Estas personas, en razón del estigma, por decirlo de una forma muy resumida, tienen problemas para encontrar trabajo, sufren una mayor violencia física y sexual, menores oportunidades de acceso a la salud, a la educación, a los servicios sociales y a la vivienda. Hay muchas más, pero por poner otro dato con peso, también tienen mayor riesgo de muerte prematura.

Pentax Digital Camera

– ¿Qué responsabilidad tenemos como sociedad para eliminar ese estigma?

Esta pregunta es compleja porque dependiendo del foco que se ponga se podrían dar diferentes respuestas. Desde Intress la contestación es que la responsabilidad de la sociedad es máxima. Desde un modelo comunitario los problemas de salud y enfermedad y la lucha contra los estereotipos se juegan en la comunidad y tan responsable es la persona como su entorno. Es decir, el trabajo con la sociedad debe formar parte de nuestra labor.

– ¿Qué podemos hacer para combatir el estigma?

Fundamentalmente se trata de que las personas con trastorno mental estén presentes activamente en la sociedad interactuando con la población para poder cambiar actitudes, acciones educativas e informativas y acciones de protesta ante la evidencia de estereotipos, como puede suceder a veces en los medios de comunicación. También debemos trabajar para evitar el autoestigma que a veces experimentan las propias personas que sufren enfermedad mental.

– Hay personas que asocian peligrosidad con enfermedad mental, ¿se ha comprobado si son más violentas las personas con enfermedad mental?

Hay multitud de estudios sobre este tema. No es lugar para extenderse en datos, pero la población con trastorno mental es menos violenta estadísticamente que la población general. Sólo no se cumple este dato en la “auto-violencia” dado que el porcentaje de autoagresiones y conductas suicidas es mayor.

  Cañamares Madrid

– ¿Abordamos de manera adecuada la enfermedad mental en los centros penitenciarios?

Se ha avanzado mucho desde que Intress inició esta atención en 1999 y su influencia en que todos los centros penitenciarios deban intervenir con este colectivo ha sido grande. Pero todavía queda mucho por hacer, porque la atención debe hacerse en todo el proceso judicial, no basta con que cuando ya han llegado al centro penitenciario se pueda intervenir. Siguen siendo necesarios muchos más recursos para las fases de preparación de libertad y de conexión con el entorno comunitario tras la excarcelación. 

– ¿Qué factores son clave para la integración total de las personas con enfermedad en todos los ámbitos de la vida?

Hace años hablábamos de capacitarlos para llevar una vida autónoma, de prevenir el deterioro, etc. Hemos evolucionado bastante y hoy en día pensamos que los factores clave son su participación tanto social como en su propio proceso de recuperación, la inserción laboral y la lucha contra el estigma. Por supuesto que hay otros factores, pero que las personas asuman su propia responsabilidad sobre sus vidas y que tengan las mismas oportunidades son claves de futuro.

– ¿Hay algún país en el que podamos mirarnos para mejorar?

Depende para qué aspectos. No estamos más atrasados en la calidad de la atención, sino en la cantidad de recursos. En el enfoque comunitario y de recuperación podemos mirar hacia países nórdicos y anglosajones. En lucha contra el estigma deberíamos fijarnos en Estados Unidos (sobre todo California), Escocia y Nueva Zelanda. La cuestión es que el trabajo que desarrollamos está muy pegado a la cultura, por lo que debemos trasladar y adaptar estos modelos a nuestra forma de vivir y de relacionarnos.

Participamos en congresos de salud mental

Luchar contra el estigma asociado a personas con enfermedad mental sigue siendo una de las batallas de Intress. Para nosotros/as, las etiquetas de las enfermedades no pueden suponer nunca una definición de las personas.

Por ello hemos asistido aportando nuestro conocimiento a dos recientes congresos sobre salud mental, específicamente sobre esquizofrenia y la escucha de voces.

El Centro de Rehabilitación Psicosocial de Los Cármenes participó en el XX Curso Anual de Esquizofrenia con un póster sobre el trabajo de su grupo Re-acciona en Lucha contra el Estigma.

La pieza recogió los resultados de talleres y jornadas realizadas en la Universidad de Castilla La Mancha y el Instituto Arcadia. El mayor impacto logrado con estas actividades anti-estigma fue un claro cambio en el conocimiento sobre la enfermedad mental, así como en la actitud y la discriminación en el colectivo al que fue dirigida la acción.

Poster CRP Cármenes

Paralelamente, miembros del grupo de escuchadores de voces del Centro de Rehabilitación Psicosocial Martínez Campos pudieron acudir al VII Congreso Internacional de INTERVOICE.

Intervoice es una red internacional de grupos de escuchadores de voces que promueve una mayor comprensión, estudio, educación e investigación de este fenómeno.

Foto CRPS Martinez2.jpg

El programa del congreso fue muy intenso y el equipo pudo conocer más detenidamente abordajes innovadores que se realizan en torno a este tema en países como Suecia, India o Grecia.

Artículo: “El trabajo vincular a través de la pintura expresiva”

Imagenes Trabajo vincularCompartimos este valioso artículo de investigación de nuestra compañera Vanesa Sánchez, que recoge las experiencias de un taller de pintura expresiva llevado a cabo en el Centro de Rehabilitación Psicosocial para personas con Enfermedad Mental Grave y Duradera, de Getafe.

El artículo explora los diferentes resultados del trabajo realizado por esta educadora social, en el que se utilizó la pintura como vía de expresión y conexión con el entorno. De la experiencia se recogen conclusiones muy positivas sobre la influencia del trabajo vincular en las capacidades expresivas, la autoestima, el autocontrol y la interacción grupal de los participantes.

Aquí puedes leer el artículo completo y ver imágenes de algunas de las obras producidas durante el taller.

La voz del profesional

Hoy conocemos a… CARLOS GARCÍA VILLARROEL carlosprisiones

Carlos ha sido trabajador en instituciones penitenciarias durante 35 años y nos cuenta cómo han evolucionado las prisiones a lo largo de estos años y qué papel ha jugado Intress en el desarrollo de programas específicos para los reclusos con problemas de Salud Mental.

¿Cómo fueron tus inicios trabajando en prisiones?

Empecé en Herrera de la Mancha en el año 1979, una época convulsa a nivel político y también, por supuesto, a nivel penitenciario. Luego estuve en Carabanchel, fuí ocupando distintos puestos… Y la última etapa, los últimos quince años estuve en Navalcarnero como educador. Allí empecé a tener contacto con el programa de Salud Mental, y fue donde me jubilé hace escasamente un año.

¿Qué cambios has notado a lo largo de todo este tiempo?

En el año 79 estábamos en una etapa predemocrática, los edificios eran de los años 50 y a nivel político no había habido una transformación seria de la institución penitenciaria. A mediados de los años 80 ya empieza a haber un cambio bastante serio, que se consolida en los años 90 con la reforma de las infraestructuras físicas para ubicar en los internos y la apuesta por el tratamiento de los mismos. A partir de mediados de los años 2000 con la aparición de nuevas figuras delictivas aparecen otro tipos de internos, entre ellos, los enfermos mentales. La propia institución penitenciaria hace un estudio y descubre que el 25% de la población reclusa tiene algún tipo de enfermedad mental.

¿Cuál es la situación de las personas con enfermedad mental en la prisión?

Bajo mi punto de vista, una persona con enfermedad mental no pinta absolutamente nada en la prisión. Si la población reclusa es ya de por si deficitaria, las personas reclusas con problemas de salud mental lo son doblemente, y no deberían estar allí. Evidentemente, lo más fácil y políticamente rentable es incluir en el ámbito de la seguridad todas las conductas, pero conviene recordar que no son personas peligrosas per se. Son personas con carencias y necesidades muy concretas a los que se les mete en un lugar en el que no deberían estar.

¿Qué ha aportado Intress en este ámbito?

Desde el año 99 comienza a funcionar algo en lo que nadie creía hasta entonces, el trabajo con enfermos mentales en prisiones, siguiendo las pautas de dos personas de Intress. Estas profesionales nos hicieron tomar consciencia de las particularidades de esta problemática, de las pautas de comportamiento que a menudo eran distintas, etc. En aquél momento el único programa de este tipo era el del Navalcarnero, y hoy en día se ha intentado extrapolar al resto de centros, aunque con desiguales resultados.

¿Cuáles son las claves que crees que deben aplicarse en la implantación de este modelo? Formación específica de los profesionales que se dedican a ello, incluidos los funcionarios de vigilancia, dedicación exclusiva a este tipo de internos y el hecho de comenzar a trabajar “con” y no “por” los internos.

Envelliment actiu i emotiu

Personas Mayores ResidenciasA la Residència i Centre de Dia de Campos (Mallorca), serveis gestionats per Intress, aquest any han celebrat la festivitat de Sant Antoni amb una petita festa en honor al Sant. Una festa en la que totes les persones usuàries han gaudit d’una estona molt agradable de lleure acompanyats de dos petits bens. Tenint en compte que Sant Antoni és el patró dels animals, no hi podia haver millor companyia.

La festivitat de Sant Antoni es remunta a la l’Edat Mitjana, quan tots els pagesos veneraven al Sant perquè aquest donés protecció als seus animals i així poder treballar al camp. La manera en què els mallorquins celebren aquesta festa és sortint al carrer i ballant amb els dimonis al voltant d’una foguera i acudint a l’església amb els seus animals perquè siguin beneïts.

Com deia el Jaume Sastre:

Sant Antoni és el protector de la pagesia mallorquina; és el protector dels conreus, del camp i també dels animals, especialment els domèstics que conviuen amb l’home (cans, moixos…), i del bestiar de peu rodó (cavalls, someres, ases, rucs, muls…). Igualment és el protector dels menascals, els ferrers, els porquers, els cansaladers, els cerers, els forners, els pastissers, els confiters, els traginers, els jugadors de cartes, els fossers i enterramorts. D’aquí vénen aquelles glosses tan famoses:

Sant Antoni ha vingut

amb un ase amb quatre cames,Personas mayores Residencias Intress

amb un covo d’ensaïmades

i una botella de suc.

Sant Antoni i el dimoni

jugaven a trenta-u;

el dimoni va fer trenta

i Sant Antoni, trenta-u.

 

JORNADAS JUVENIL E INFANTIL ENRÉDATE EN CHAMBERÍ 2014

Los servicios de Intress Centro de Día y Equipo de Apoyo Social Comunitario (EASC) Chamberí y el Centro de Rehabilitación Psicosocial  (CRPS) Martínez Campos han participado con sendos stands en la jornada juvenil de la Plataforma Enrédate en Chamberí el pasado día 17 de octubre. El objetivo final de estos actos es seguir promoviendo la sensibilización social y luchar contra el estigma de las personas afectadas de Trastornos Mentales Graves.

Se montaron dos talleres: “Tu solidaridad empieza en un post it, y  “Dobla tus prejuicios. Papiroactúa” La primera actividad fue un concurso para menores de 18 años en el que debían escribir un mensaje solidario en relación a la salud mental, y gracias a la participación de 34 jovenes pudimos llenar el tablero de post .it solidarios. El jurado estuvo compuesto por dos profesionales y dos usuarias del CD y EASC Chamberí. El premio consistió en un libro/cómic y se lo llevó la 5ª finalista (los anteriores no se presentaron a la entrega del premio), con su frase “Si ayudas recibirás mucha alegría”. También se repartieron posters y posavasos de la Red Madrileña de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-Madrid). La segunda actividad consistió en hacer papiroflexia. Cuatro jóvenes que acuden al CRPS Martínez Campos, ayudaron a otros jóvenes a vencer prejuicios enseñándoles a hacer figuras de papiroflexia. El papel que utilizaron tenía mensajes con creencias y prejuicios sobre las personas que atendemos. La figura transformaba un papel con un mensaje negativo en algo bello, realizado a través de la colaboración entre los dos jóvenes surgiendo un diálogo que fomentó la empatía y la solidaridad. Todos los que participaron se llevaron nuestro folleto “Que no se te vaya la pinza” sobre el cuidado de la salud mental y el cómic “Una Historia sobre Luis” – Proyecto Chamberlin, cómic de sensibilización, que amablemente y como en otras ocasiones nos cedió el Centro de Rehabilitación Laboral “Nueva Vida”.

papiro

Como en años anteriores, también se participó en la Jornada Infantil que tuvo lugar el 24 de octubre. El CRPS Martínez Campos ofreció, junto con Canis Majoris, una exhibición de las perras que participan en la Terapia Asistida con Animales en varios centros de Intress. El Centro de Día y EASC agotó sus existencias de Dibujos Solidarios para colorear (realizados por usuarios/as) y el concurso de bolos tuvo gran afluencia de participantes. Afortunadamente, un usuario echó una mano para poner en pie los bolos una y otra vez. ¡Esperamos repetir la experiencia el año que viene!

Beatriz Alonso Aranzábal

Directora CD y EASC Chamberi

Envejecer en libertad

ImageEl 19 de marzo, la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) acreditaba la Residencia de Personas Mayores d’Es Mercadal como centro libre de sujeciones en un emotivo acto que contó con la presencia y el reconocimiento de las autoridades locales e insulares, así como una exposición del doctor Antonio Burgueño Torijano, médico responsable del Programa “Desatar al anciano y al enfermo de Alzheimer”.

 

Enlaces de interés:

Noticia publicada en el Diari de Menorca

Galería de fotos del acto

Concurso fotografía en Palma de Mallorca

promocion autonomia concursoLos Centros de Promoción de la Autonomía Personal del Ayuntamiento de Palma, Jonquet, Ciutat Antiga y Can Ribes convocaron un concurso fotográfico “…Y LLEGA LA TERCERA EDAD CON TODOS SUS ENCANTOS!!!” en el que se buscaban imágenes que reflejen la ilusión, ayuda y actitud activa que las personas mayores pueden aportar a la sociedad.
Participaron todos los usuarios de los Centros de Promoción de la autonomía personal del Ayuntamiento de Palma gestionados por Intress (Jonquet, Ciutat Antiga y Can Ribes).Se valoraba la originalidad, el contenido estético de las mismas y la relación con la Navidad.
El jurado estuvo compuesto por un usuario de cada Centro que no participaba en el concurso y una trabajadora de cada equipo de Centros; un total de 6 personas.
La entrega de premios se realizó el día 18 de Diciembre en el marco de la fiesta de Navidad conjunta organizada por los tres Centros, a la cual asistieron usuarios de los tres Centros y sus familias, y también la Regidora de Benestar Social del Ayuntamiento de Palma, Sandra Fernández, el director general Guillermo Sánchez y los técnicos Catalina Juan, Coloma Poquet y Jaume Payeras.
El premio, además de haberlo pasado todos estupendamente, lo obtuvo la fotografía ganadora, imagen de la felicitación de Navidad de los Centros de Promoción de la Autonomía Personal de Palma, con título “La felicitación de Navidad”, cuyas autoras fueron Carmen Rueda y Antonia Zapata, usuarias del Centro Can Ribes. El segundo y tercer premio obtuvieron el diploma correspondiente que les acredita como tal, así como un premio especial, con lo que quedaron bastante repartidos.
Todas las fotografías realizadas han estado expuestas al público en el Centro Can Ribes y a partir de este mes podrán disfrutar de la exposición en los Centros de Ciutat Antiga y Jonquet.

ENHORABUENA A TODOS LOS PARTICIPANTES!!!!

Yolanda Menéndez, Directora Servicio de promoción de la autonomía personal Can Ribes

Acto oficial de acreditación de la Residencia y Centro de Día de Campos como centro libre de sujeciones

La residencia y Centro de Día de Campos se adhiere al programa “Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer”, otorgado por la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), apostando así por la libertad y la autonomía de las personas mayores. De esta forma, la localidad de Campos se convierte en la primera que contará con un centro de personas mayores acreditado como libre de sujeciones en Baleares.

El próximo 11 de junio se celebrará el acto oficial de acreditación del centro de Campos, en el que asistirán: Catalina Cirer, Presidenta de l’Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), Sebastià Sagreras, Alcalde de Campos, Joan Huguet, Vicepresidente de la Federació d’Associacions de Jubilats de Balears, Antonio Burgueño, Director Técnico del Programa “Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer”, Bàrbara Mas, Directora del Centro de Campos y Edita Navarro, Directora d’Intress.

Un centro de estas características significa que no se utiliza ningún tipo de sujeción física, apostando por la libertad de movimientos de la persona atendida. Esto supone contar con una atención profesional muy implicada en el cuidado de las personas atendidas, ya que no tener sujeciones conlleva un riesgo, que es necesario asumir para la mejora de la calidad de vida de la persona atendida.

“Para nosotros, desatar no es sólo quitar una atadura física. Es la suma del esfuerzo compartido entre todos los profesionales para que una persona se sienta más libre hasta el fin de sus días”, destaca Bárbara Mas, directora del centro.

María Coll, Directora del Área de Personas Mayores de Intress añade: “Una sujeción física inmoviliza el cuerpo pero también inmoviliza el alma y en Intress apostamos por usuarios plenamente libres. Nuestra voluntad es acreditar más centros de personas mayores como centros libres de sujeciones”.

El centro de Campos cuenta con 42 personas usuarias, atendidas por 21 profesionales: 11 cuidadoras, 1 enfermera, 1 fisioterapeuta, 1 trabajadora social, 4 limpiadoras, 1 auxiliar administrativa, 1 auxiliar del servicio y la directora del centro.