La voz del profesional

Hoy conocemos a… AMPARO PORCEL.

Amparo

Tu vida profesional ha estado muy vinculada a Intress. ¿Cómo recuerdas el Intress de los inicios?
Era un reto absoluto. Suponía formar parte de algo nuevo, interesante, útil y con proyección de futuro en un país que empezaba una forma nueva de entender la acción social y el trabajo social. Se daba forma al Estado del Bienestar, se creaban los servicios sociales en toda España e Intress podía aportar mucho. Los profesionales que iniciaban Intress eran personas comprometidas política y socialmente, con un bagaje teórico y técnico muy amplio en el ámbito de la acción social. Estaban aportando sus conocimientos, buscando y encontrando personas para trabajar, creando y mejorando la atención a las personas vulnerables. Rosa Doménech, directora y presidenta de Intress en aquel momento, con quien ya había colaborado anteriormente, me pidió que me incorporara al equipo para llevar el área de formación. Yo había estudiado pedagogía después de formarme como trabajadora social y dedicarme a ello. Acepté enseguida porque era un proyecto muy ambicioso: ofrecer formación a los equipos que iban a crear y gestionar los servicios sociales en España.

Con el equipo de Intress creamos unos cursos reconocidos por su innovación, su contenido y su metodología. Era algo inédito en nuestro país. Tenían un alto nivel conceptual, técnico y metodológico y estaban destinados tanto a la dirección como a los equipos técnicos de estos servicios sociales en desarrollo.

¿Cómo empezó el trabajo con la Administración?

Como una colaboración constante Intress tenía un bagaje de conocimiento de los servicios sociales en Europa gracias a los viajes de estudio de algunas de sus miembros. Empezamos a gestionar servicios para las administraciones públicas, presentándonos a concursos y formando a los equipos a partir de los planes de formación que puso en marcha el Ministerio de Asuntos Sociales, y a partir de ello, el conocimiento que Intress tenía de la realidad era aún más rico, sugerente y útil para aportar nuevas formas de intervención social. Desde los inicios ya hicimos atención centrada en la persona, característica del trabajo social. Pero también presentábamos proyectos de gran innovación, que implicaban a las personas atendidas, a sus familias y a la comunidad. Era un momento de ebullición del asociacionismo, de la implicación ciudadana.

Recuerdo las reuniones de equipo, el trabajo de dar forma a los conceptos de una organización de servicios de atención a las personas, de buscar las técnicas más adecuadas para el cuidado de los profesionales, de buscar las mejores técnicas de planificación de proyectos. Con motivo de los 30 años de Intress he encontrado en mis agendas (que aún guardo) más de 200 nombres de personas que en algún momento colaboraron con Intress impartiendo formación de algún tipo: Con algunas de ellas seguimos trabajando hoy en día.

¿A ti qué te llevó a dedicarte a este sector?

Estudié trabajo social en los 60 y al acabar, trabajé enseguida como trabajadora social en el Departamento Social de Cáritas Diocesana de Barcelona cuando aún no existían los servicios sociales y Cáritas tenia trabajadoras sociales en muchas parroquias iniciando lo que serían luego los servicios sociales. Este inicio profesional me condujo a este sector de organización de servicios que durante los años 70 también amplié con mi colaboración en el Grupo de Investigación y Trabajo Social –GITS- ligado a la Universidad Autónoma de Barcelona y que se dedicaba a conocer los servicios sociales en Europa. GITS pudo obtener diversas becas de las Naciones Unidas para viajar por Europa para conocer y estudiar este tipo de organizaciones, cosa que hicimos en varias ocasiones miembros de GITS. También este grupo organizaba cursos para transmitir los conocimientos adquiridos en los viajes de estudio realizados y se dedicaba a estudiar, analizar y difundir metodología de proyectos de intervención comunitaria y grupal.

Algunas personas que estaban en GITS fueron las que posteriormente crearon Intress por lo que mi dedicación a este sector, siguiendo vinculada a Intress, era “de cajón”.

También me interesaba la metodología de la intervención social y escribí con Teresa Font un libro de metodología de trabajo social. Aprendimos mucho sobre metodología de proyectos, de intervención comunitaria con José Mª Rueda, conocimientos que luego incorporamos a los cursos y formación de Intress.

Amparo Porcel presentando el XII Congreso Estatal del Trabajo Social.

Amparo Porcel presentando el XII Congreso Estatal del Trabajo Social.

¿Qué ha aportado Intress a los servicios sociales en España?

Creo que ha aportado y aporta mucho. Fue un actor importante, como he dicho anteriormente, para la concreción del cuarto pilar del Estado del Bienestar. Tanto en la conceptualización de los servicios sociales, como en la metodología, la profesionalización de estos servicios y en la implementación de la calidad. Y desde luego, Intress aportó personas, profesionales que siguieron cursos de Intress y que en algún momento y en algún lugar de España empezaron, mejoraron o desarrollaron servicios de atención a las personas.

Hoy en día el conocimiento sigue siendo uno de nuestros grandes valores. Conocimiento que se transforma en formación, publicaciones, intervenciones en seminarios, cursos, etc., gracias al trabajo de investigación, análisis y conceptualización de los profesionales de Intress.

Creo también, que está haciendo más visible, más notoria, más real, la atención centrada en la persona, que si bien siempre la ha puesto en práctica, ahora se ha incorporado de forma completamente explícita y valorable en los diferentes servicios y proyectos.

¿Ha cambiado la situación de las personas en riesgo de exclusión? ¿Qué aspectos destacarías?

Sí y no. No ha cambiado, en el sentido de que aún hay personas en riesgo de exclusión aunque varíen sus circunstancias externas o personales. El riesgo continúa existiendo para muchas personas, por su biografía o por causas que les sobrevienen tanto personales como sociales. Hemos vuelto a preocuparnos por la pobreza, por la alimentación, la vivienda, etc. Las administraciones, el Tercer Sector y la ciudadanía estamos poniendo el foco ahí de nuevo. Además, hay personas que no parten desde cero y la sociedad no es todo lo integradora que sería deseable. Queda mucho por hacer aún.

Y por otro lado, sí, han cambiado cosas en estos treinta años de existencia de Intress: una que destacaría, es que el conocimiento y la sensibilidad social a que existen situaciones y circunstancias, personales o externas, que comportan riesgo de exclusión para las personas que las viven, se ha ampliado, se ha hecho más general y por lo tanto la sociedad, el Estado, las organizaciones de la acción social analizan causas, establecen acciones y organizaciones para intentar erradicar estas causas. Nadie es considerado incapaz y se apuesta por empoderar a las personas que viven situaciones difíciles para que, lejos del paternalismo, ellas mismas sean capaces de escoger cómo quieren vivir.

Otro aspecto que destacaría y que se deriva de esta sensibilidad es la mayor participación social de las personas, la presencia de movimientos sociales y de generaciones más jóvenes, que se mueven y trabajan en defensa de la justicia social. Pero también en este sentido queda mucho por hacer. Es importante también que haya asociaciones de ciudadanos que sean libres, desvinculadas de partidos políticos.

¿Qué áreas de las que trabaja Intress tiene necesidades más urgentes? ¿En cuál se ha avanzado más?

No sabría decir ni quiero tampoco primar una sobre las otras. Hay personas que necesitan una atención, un acompañamiento, un “estar con ellas” para salir de su situación y mejorarla. Hay personas, y no colectivos, que necesitan que estemos a su lado.

Por otra parte, sí que es cierto que las diferentes áreas en las que trabajamos (personas mayores, salud mental, infancia, mujer, jóvenes y discapacidad) tienen una consideración diferente según las zonas. Es decir, algunas tienen una normativa y asignaciones económicas más amplias y generales y en cambio otras no tienen el reconocimiento y soporte económico de la misma magnitud. Intress, que es parte operativa de esta atención, actúa con las posibilidades que hay y muchas veces hace de “descubridor” de necesidades concretas como la atención específica de personas mayores con enfermedad mental, por decir alguna.

Tampoco sabría decir cuál ha avanzado más. Si partimos del momento que empezó Intress su existencia y trabajo, todas han avanzado, y sólo el hecho de que exista y se inicie una forma de atención ya es un avance. Vuelvo a pensar en ejemplos como el de las personas que sufren algún trastorno mental. El estigma que había y que hay ahora ha cambiado muchísimo. Hemos conseguido entre todos que la sociedad cambie su mirada y posicionamiento respecto a estas personas. Del mismo modo, antes el tema de la violencia doméstica se vivía sólo de puertas para dentro. Hoy en día es un tema al que destinamos recursos, presupuesto y hemos conseguido que las mujeres que la viven sean capaces de poner nombre al conflicto y puedan recibir ayuda para salir de su situación.

Ahora se habla de recuperación económica. ¿Se está notando en los más desfavorecidos?

A mi entender no. Los recortes que ha habido estos últimos años, en cuanto a financiación de servicios sociales, sanitarios, educativos, culturales, no se han revertido. Es decir, continúan siendo insuficientes en muchos aspectos.

Si bien se afirma en los medios de comunicación, en base al discurso de los políticos, que la crisis se está superando, la vida cotidiana de los ciudadanos nos muestra otra realidad. Muchas personas continúan teniendo problemas para llegar a fin de mes. Nos vemos marcados por las políticas de austeridad que vienen de la Unión Europea y el tema del desempleo hace que muchas familias no tengan la oportunidad de salir de su situación de pobreza. Tenemos también la pobreza energética, la pobreza alimentaria se agudiza para niñas y niños, etc.

No veo que muchos aspectos de la vida social y económica hayan mejorada para dar posibilidades de una vida digna para todos. Y aunque parece que hay una recuperación en cuanto al acceso al trabajo, los datos nos confirman que este trabajo es cada vez más precarios: menos horas y menores salarios.

¿Está en riesgo el Estado del Bienestar?

Tal como lo hemos imaginado, empezado a conocer y plantear está en riesgo.

Para muchos, entre los que se cuenta Intress y todos sus miembros, la persona, sus derechos sociales y su bienestar son el eje prioritario del modelo de organización social deseado.

Pero el modelo socioeconómico que se está perfilando en el mundo occidental, nos muestra una sociedad en la que los ricos disfrutan de cifras macroeconómicas positivas y aumentan su riqueza mientras que otros sectores se pauperizan de forma cada vez más definitiva.

Esta divergencia puede llevar a un cambio y fracaso de nuestro modelo social, es decir el Estado de Bienestar. Ante esta situación, la línea en la que nos movemos en Intress es la de potenciar cambios positivos, buscar otras soluciones, mayor participación, capacitación de las personas que están en riesgo y reivindicación de derechos sociales a través de una organización social fuerte.

Intress entra en Forética

Intress entra en ForéticaIntress ha entrado a formar parte de la red Forética, formada por organizaciones y profesionales implicados en el desarrollo de la Responsabilidad Social y que actúa como nexo de unión y reunión entre el tercer sector y el sector privado.

Forética fomenta la cultura de la gestión ética y la responsabilidad social, dotando a las organizaciones de conocimiento y herramientas útiles para desarrollar con éxito un modelo de negocio competitivo y sostenible.

En Intress estamos apostando por el sector privado, aportando a empresas y particulares el conocimiento de más de 25 años de trabajo en servicios sociales. La innovación y la capacidad de adaptación de Intress a las necesidades del sector privado nos ha facilitado el acceso a la red Forética.

Ser socios de esta red nos permitirá participar en foros de decisión a nivel nacional e internacional que favorecerán el desarrollo de estrategias de responsabilidad social. Tendremos más herramientas de gestión de RSE y podremos compartir el conocimiento junto a otras entidades, empresas, universidades y expertos.

En definitiva, formar parte de Forética nos permite participar en un espacio de intercambio, diálogo e innovación colectiva, con el objetivo de incrementar nuestra competitividad y, a la vez, ser coherentes  con nuestra misión como entidad de acción social.

Más información en http://www.foretica.org/sala-de-prensa/noticias/2118-nuevas-incorporaciones-a-foretica?lang=es

José Manuel Castaño, Subdirector de Desarrollo de Proyectos de Intress

Intress colabora con el proyecto COPOLAD

A finales del año pasado, Intress resultó adjudicataria del “Estudio para la definición de criterios de acreditación en la reducción de la demanda de drogas”, uno de los proyectos englobados dentro del Programa de Cooperación entre América Latina y la Unión Europea en políticas sobre drogas (COPOLAD).

Tal estudio se centra en la capacitación para la reducción de la demanda de drogas en dichas regiones mediante un grupo de trabajo encargado de identificar diferentes estándares de calidad con base en la evidencia para su incorporación a los Programas de Reducción de la Demanda de drogas.

Con la financiación de la Unión Europea mediante la Dirección General de Cooperación y Desarrollo Europe-Aid, el Programa COPOLAD trabaja para mejorar el diálogo biregional entre América Latina y la Unión Europea con la finalidad de fortalecer las políticas sobre drogas en los países latinoamericanos impulsando la cooperación entre las Agencias nacionales responsables de dichas políticas en ambas regiones.

COPOLAD, a parte de la colaboración de Intress, cuenta con la participación de diez socios en América Latina y la Unión Europea, además de diez entidades colaboradoras. La gestión del Programa corresponde a la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas en colaboración con la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

El programa se desarrolla en base a cuatro estrategias clave:

1. El impulso y consolidación del Mecanismo de Coordinación y Cooperación en materia de Drogas entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe (MCC).
2. El apoyo a los observatorios nacionales de drogas para reforzar el de- sarrollo de sistemas de información de calidad y compatibles entre ALC y la UE.
3. La capacitación, la identificación de criterios consensuados de calidad y base en la evidencia, y el desarrollo de recursos de apoyo a la planificación de intervenciones; todo ello en el ámbito de la reducción de la demanda de drogas.
4. El refuerzo de la capacitación y el impulso de la cooperación y el intercambio de buenas prácticas para la reducción de la oferta de drogas, prestando apoyo a las autoridades y actores pertinentes para avanzar de forma significativa en este complejo ámbito de actuación.

Cortometraje de Salud Mental

El grupo de Ciudadanía, dinamizado por el Centro de Rehabilitación Laboral de Getafe gestionado por Intress, ha estrenado un cortometraje sobre el proceso de inclusión social de las personas que sufren enfermedades mentales, en la sede de la Fundación ONCE, en Madrid. El cortometraje quiere reflejar el importante papel que desarrollan todas aquellas personas que, bien desde una posición de usuarios/as, pacientes o atendidos/as se convierten en una parte activa, esencial y necesaria de la atención en recursos de lucha para evitar la exclusión social.

“Las propias personas con enfermedad mental han elaborado el guión para tener la oportunidad de dar voz a sus experiencias más sinceras, sus sueños más personales y a sus ilusiones más deseadas”, explica Daniel Sánchez, preparador laboral del Centro de Rehabilitación Laboral de Getafe.

En “Camino a la ciudadanía” han participado más de 80 personas y se han utilizado 20 localizaciones diferentes dentro de la Comunidad de Madrid.

La estructura del cortometraje cuenta con cuatro ejes temáticos, cada uno de ellos con un protagonista. La música original de la pieza fue idea exclusivamente para la ocasión.

En el evento de Madrid, la proyección ha estado acompañada de dos mesas redondas y un debate muy emotivo tras la proyección del cortometraje y un debate muy emotivo. Más de 100 personas participaron y compartieron ideas y proyectos de futuro sobre la realidad de las personas con enfermedad mental y su relación con la sociedad.

Podéis ver unos minutos del vídeo clicando aquí.

La RSC como negocio: innovar

Intress reúne a más de 20 empresas para plantear proyectos innovadores en el campo de la RSC

Empresas como Leroy Merlin o El Corte Inglés han participado en el encuentro realizado el jueves 10 de noviembre en ParcBit (Mallorca)

El objetivo principal del acto que convocamos desde Intress el jueves pasado era el de presentar la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como una vía para generar proyectos y estrategias de negocio. Ofrecemos a las empresas el traspaso de la Responsabilidad Social Corporativa a la Inversión Social Corporativa. Es decir, pretendemos que las empresas inviertan en proyectos que generan valor y negocio y que, así, contribuyan a la mejora de la calidad de vida de personas en dificultades.

En este encuentro optamos por realizar una jornada de manera práctica, utilizando metodologías de Action Development y Smart Social Talent, huyendo de las meras ponencias. Los asistentes se dividieron en cuatro grupos: dos para crear proyectos de inversión social en el ámbito de personas mayores, y otros dos para crearlos en el de infancia. De estas dinámicas surgieron proyectos muy positivos, de los cuales al menos dos tienen altas probabilidades de desarrollarse y convertirse en inversiones sociales reales y rentables.

Sorprendió la cantidad de los asistentes y la calidad de sus aportaciones. Éstos fueron: SMI, Sonrisa Médica, Associació Aula Cultural, Innobalears, Ribé Salat, Inversor Sector Inmobiliario, El Corte Inglés, Sinergies, Caixa Colonya, Valoretica, Gestión Proyectos SITE, Arum Asesoria Energética, Value Creation, Concesionaria Son Espases, Hotelbeds, Direx, Obex, Tui Travel PLC, Best Option Consulting, Leroy Merlin, Compass Group Spain y SM2 Baleares S.A.

 Gracias a todos y todas por participar!!!

Tercer Sector: una oportunidad de negocio para las empresas

Nadie puede discutir que nos encontramos en tiempos difíciles, como decía la novela de Dickens. Crisis en países como España, Italia, Grecia, Portugal, hacen pensar que el modelo actual no se sostiene y que el estado del bienestar está en peligro.

Ante las dificultades, podemos darnos por vencidos o podemos pensar en nuevas vías de desarrollo que nos beneficien a todos. Una de ellas es la que desde organizaciones como Intress potenciamos, que es la colaboración entre empresas y Tercer Sector.

No pecamos de candidez y sabemos que las empresas necesitan opciones que les puedan suponer un crecimiento, una oportunidad de negocio. Y desde luego pensamos que la Responsabilidad Corporativa no pasa por hacer una donación y colocar un logotipo en una web. Se trata de crecer, de que el Tercer Sector y las necesidades de bienestar social queden lo más satisfechas posible y que, a la vez, las empresas vean en nosotros un camino que se puede explotar.

Por ello organizamos en Mallorca (desde Zona Este de Intress) una jornada en la que pretendemos generar debate, ideas y posibilidades de colaboración concretas para que empresas y emprendedores inviertan de manera provechosa en RSC.

Ante la crisis, ideas e innovación. Porque dar vueltas a lo mismo aunque funcione, impide el crecimiento. Y porque como dice Ana González, Directora de Zona Este de Intress “es fundamental que en la coyuntura en la que nos encontramos, la empresa privada pueda conocer la importancia que puede tener la RSC en su propia cadena de valor”.

Nos vemos el día 10 de noviembre en Mallorca, en el Centro ParcBit, Carretera de Valldemossa Km.7.

María Fernández Santiago

Responsable de Comunicación de Intress

Flyer de invitación

Más información en intressib@intress.org